viernes, 14 de abril de 2017

El equipo del jinete


Al igual que para el caballo, también para el jinete hay un equipo más apto para afrontar las exigencias de esta actividad.
Trataré de referirme a aquello que sea útil para todos, respetando las individualidades y a sabiendas de que siempre hay más de una alternativa para alcanzar los objetivos.

El vestuario
Debe ser cómodo
Los pantalones, cada uno tiene su gusto y estilo, pero deben ser específicos para montar a caballo; para la cabeza lo mejor es el casco, aunque somos todavía muchos los que no lo usamos habitualmente, usando sombreros o gorras que son más ligeros y económicos y nos quitan el sol de la nuca; finalmente los guantes son muy útiles tanto encima como abajo del caballo, además de ser imprescindibles en tiempo frío.

El chaleco
Es una prenda muy útil que poco a poco se va generalizando. 
Yo utilizo uno ligero de múltiples bolsillos tanto en invierno como en verano, que me permite llevar: gafas graduadas, planos a escala 1:25.000, cámara de fotos, teléfono móvil, navaja, encendedor, pilas, kit de aseo, protector solar y labial, pañuelo ó braga, documentos y algo de dinero.

Las botas
En las rutas de largo recorrido no es inusual bajarse del caballo, las razones pueden ser varias, desde estirar las piernas ó relajar el dorso del caballo, a la más frecuente que es salvar tramos complicados del camino donde permanecer montado supone un claro riesgo para el jinete y también para el caballo; en todas estas circunstancias un calzado de trekking creo que es la opción que nos aporta mayor seguridad y confort.

Cartografía
En las rutas de largo recorrido es habitual moverse por territorios no conocidos previamente, en estas condiciones se hace necesario disponer de la cartografía 1:25.000 por donde transita la ruta a más de una brújula como elemento de seguridad e imprescindible para orientarnos.
La tecnología ha traído al mundo del caballo un nuevo elemento, el GPS, que nos aporta seguridad y confort a más de registrar la ruta que estamos realizando para poder compartirla con otros jinetes que quieran realizarla posteriormente.

El chubasquero
Elemento imprescindible para las rutas a caballo de largo recorrido.
Hay muchos modelos en el mercado y cada uno tenemos nuestras preferencias, dependerá del área geográfica y de la época del año en que nos desenvolvamos para necesitar que sea más o menos impermeable, los más impermeables suelen ser más pesados y tienen peor transpiración; además de proteger al jinete de la lluvia deben proteger también todas las alforjas para evitar que se mojen tanto el pienso del caballo como la ropa que llevamos en ellas, es conveniente que tenga capucha.

La tienda
Es un elemento clave.
El mercado ofrece un amplio catálogo en donde elegir características y precio.
Es imprescindible que tengan doble techo para evitar la condensación interior, mejor de dos cuerpos que de uno para tener comodidad de movimientos en su interior y la posibilidad de guardar las alforjas dentro; el peso es aconsejable que no exceda de 2-3 kg incluidas las piquetas y el volumen debe ser lo más compacto posible para facilitar su transporte en las alforjas; finalmente, debe ser fácil de montar y desmontar por una sola persona.

El saco de dormir
Es clave, pues nos aporta el descanso necesario para seguir afrontando las próximas jornadas.
Hay una gran oferta en el mercado que no debe llevarnos a equívoco a la hora de su elección.
En la montaña, a 800-1000 metros de altitud, en la madrugada, aunque sea verano, la temperatura baja, la humedad sube, y hace frío.
Necesitamos un saco para temperatura de confort de al menos - 2ºC, de plumón de unos 700 CUIs, unos 850 gramos de peso y un volumen sin funda de compresión de unos 30 x18 cm, así nos estaremos garantizando el descanso para la gran mayoría de situaciones, y si en algún momento necesitamos mejorarlo podemos complementarlo con una sábana de seda ó de algodón que nos aportará unos +5ºC.

El frontal
Es imprescindible, en las rutas de largo recorrido necesitamos una fuente de luz para las múltiples tareas que debemos realizar durante la noche.
El mercado nos ofrece muchos modelos y cualquiera puede ser válido, yo uso uno de tamaño reducido, sin olvidarnos de llevar pilas de repuesto.

El hornillo
En las rutas de varios días, la alimentación del jinete debe pensarse detenidamente para conseguir el aporte energético adecuado y evitar la monotonía en el menú.
Un elemento clave en este asunto es el hornillo a gas, de dimensiones mínimas y 80 gramos de peso, que nos permitirá calentar una alta variedad de platos precocinados.

Kit de aseo
Un magnífico compañero para las rutas de varios días, que nos ayudará a disfrutar en plena naturaleza. 

La navaja
Sus usos habituales son evidentes, pero hay un uso estratégico por el que se hace imprescindible tenerla siempre a mano, y esto es cuando sin previo aviso es necesario cortar un cuerda que esta presionando alguna parte de nuestro caballo que no nos permite entretenernos en deshacer ó soltar nudos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario